martes, 4 de octubre de 2016

Beneficios para los mayores de convivir con una mascota

Todos los que tenemos mascotas conocemos de sobra los múltiples beneficios (y alguna reserva) que supone el convivir con animales. De hecho, cada vez son más los estudios y trabajos que demuestran los beneficios físicos y mentales que supone tener un perro o un gato. Cuidar de una mascota supone obligar a las personas mayores, por lo general reticentes a abandonar su zona de confort, a estar activas, salir a la calle e interactuar socialmente.

Ya sea un perro, un gato o un canguro, las mascotas no solo hacen que nuestros mayores se sientan acompañados y queridos, sino que también puede suponerles beneficios corporales ya que pueden ayudar a mejorar su forma física.

Beneficios físicos

En general las personas mayores o con dificultades de movilidad son reticentes a salir de casa por miedo a sufrir alguna caída, por eso es fundamental dotarles de elementos de seguridad que les garanticen una intervención inmediata en caso de accidente. Pero además debemos ofrecerles un aliciente para salir a la calle, como por ejemplo pasear a su perro, ya que según numerosos estudios las personas con perro son más activos físicamente y tienen un menor índice de obesidad. En general se recomienda que los mayores de 65 años y sin limitaciones de salud caminen dos horas y media a la semana, por lo que pasear a la mascota unos 30 minutos al día puede convertirse en un fantástico aliado en la mejora de nuestra salud.

Y es que tener una mascota nos obliga a pasear y a jugar con él, por lo que las personas que tienen un perro o un gato a su cargo suelen tener una presión arterial más baja y una mejor frecuencia cardiaca, lo que supone un menor riesgo de sufrir un ataque al corazón. Además fomenta que los mayores que viven solos salgan de casa y socialicen con otras personas. Todo ello hace que los mayores que tienen mascota suelan tener mejor humor y vivir más felices.


Beneficios mentales.

Pero cuidar de una mascota no solo nos beneficia físicamente, también nos ayuda a eliminar el estrés y combatir la depresión ya que el contacto con los animales puede ser muy reconfortante para aquellas personas que sufran las consecuencias de la soledad.

Además, especialmente los dueños de perros, suelen tener mejores relaciones sociales, ya que a la hora de pasear a su mascota se encuentran con vecinos y amigos, o simplemente con dueños de otros animales, con los que compartir anécdotas o información sobre cuidados, por lo que este tipo de animal está muy recomendado para personas que se hayan quedado solas recientemente.

Cuidar de nuestros animales nos obliga a seguir una serie de pautas diarias como son cuidarlos, asearlos, jugar con ellos, alimentarlos y por lo tanto ser activo en la vida diaria cumpliendo una serie de obligaciones y reduciendo la apatía que muchos mayores sienten al encontrarse solos. Incluso hay estudios que demuestran que tener un animal mejora la memoria de los mayores al reducir el estrés, que es una de las principales causas de la pérdida de memoria.

Para terminar, nos gustaría alegraros el día con este vídeo en el que los animales son los protagonistas:


No hay comentarios:

Publicar un comentario